sábado, 5 de junio de 2010

LA MUJER JUSTA


( foto de El País )

No suelo recomendar a mis amigas la lectura de un libro, ni la asistencia a una función de teatro o cine. Y no lo hago porque pienso que reaccionarán como yo haría en su lugar. Es decir, ni compro el libro ni veo la función de marras. Las recomendaciones me producen alergia. Prefiero errar por mí mismo.

Dicho lo anterior, ahora voy a incurrir en la contradicción de recomendar a mis improbables lectores una obra de teatro basada en una novela de Sándor Márai. ¡No pretenderán ustedes que sea siempre fiel...a mis propias normas!

La trama argumental es la que sigue. La esposa de un hombre impenetrable encuentra en la cartera de su cónyuge una cinta violeta que le guiará hacia un amor secreto; el marido evoca su historia con ambas mujeres, ya perdidas para siempre; un amigo, escritor, actúa como confidente del matrimonio; la amante revela, al fin, su verdad, tan compleja y cambiante como los discursos de los otros vértices del triángulo amoroso.

¡Ah, hay otra razón para ir al teatro Borràs de Barcelona!: la adaptación del texto de Márai es de Eduardo Mendoza.  

8 comentarios:

  1. Hola Manuel,sabras desde aqui no podre ir pero igualmente que interesantes letras las que plasmas en tus entradas,es un placer pasar por este tu sitio y recorrerlo,pasare mas seguido a visitarte.Si quieres venirte por Peregrino de Sabiduria para sembrar y cosechar algo, bienvenidos encontraras en la puerta de entrada,un abrazo y hasta pronto...

    ResponderEliminar
  2. MI EXPERIENCIA ES ÉSTA:
    "MIRA HACIA DENTRO. DENTRO ESTÁ LA FUENTE DEL BIEN, QUE SIEMPRE PUEDE BROTAR..."
    ¡GRACIAS, PEREGRINO...!

    ResponderEliminar
  3. mmmmm qué lástima que estoy tan lejos!! Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. QUERIDA ALMA:
    SÍ QUE ES UNA LÁSTIMA ¡LAS INTERPRETACIONES DE AMBAS MUJERES SON SUBLIMES! ¡QUÉ BUENAS ACTRICES SUELEN SER LAS DAMAS! HACEN QUE EL HOMBRE SE BORRE DE LA ESCENA...
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
  5. Desde luego, es una proeza convertir la novela de Márai en una obra de teatro y no aburrir al personal. Un escritor como él, con una escritura tan introspectiva y de lento ritmo, necesitaba, para seguir siendo eficaz, la inteligencia y la agudeza narrativa de un Mendoza.

    ResponderEliminar
  6. ¡BIENVENIDA AL MUNDO TERRENAL!...SIEMPRE GRATA, INTELIGENTE Y ESTRELLA LÁCTEA! ¿QUE TAL TU CAMINO?

    ResponderEliminar
  7. Manuel, es preciosa tu propuesta, lástima que este tan lejos es un placer visitar tu blog, me quedo con esta frase que me encanto y coinsido contigo.

    "MIRA HACIA DENTRO. DENTRO ESTÁ LA FUENTE DEL BIEN, QUE SIEMPRE PUEDE BROTAR..."

    besitos para ti

    ResponderEliminar
  8. A LA BELLA Y AUSTRAL DAMA QUE PIDE UN POEMA, LE OFREZCO MI PROSA, MIS HUMILDES VERSOS Y MI AFECTO INCONDICIONAL...
    BESOS Y UN RAMILLETE DE VIOLETAS

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.