miércoles, 2 de diciembre de 2009

MADAGASCAR



"Si no hay lluvia no hay cosecha, no hay comida, los hombres emigran a las minas". Venden el ganado que no pueden alimentar. El precio de los cebúes,moneda de cambio en las familias rurales, baja, y sube el del arroz y la mandioca, más caros que en las ciudades. "Algunos empiezan a comer tortugas y eso está prohibido, es tabú", añade. "La gente dice que no llueve porque comen tortugas"
Así explica la situación en Ambovombe un responsable de Unicef. La ligazón
entre cambio climático y hambre no puede ser más clara.
Salvo para el anciano jefe Valiotaky, que va y dice:
"Dios se enfadó. por eso no llueve"
y se queda tan pancho.
                                                                                                                                                              

2 comentarios:

  1. Para nada divertido.
    Ojalá no lo encontrase interesante.

    Es un dardo en el corazón de quién lo lee,
    que es el último al que debería asetear esta realidad tan desgarradora. Muchos antes, impasibles en sus papeles, deberían sentir esos dolores repetidos hasta el infinito... para encontrar esa solución que se muestra y a la que nadie otorga presencia!

    Ahora, mi dolor... queda y permanece.


    Un saludo, Manuel M.

    ResponderEliminar
  2. SÍ ¿DÓNDE SE HAN ESCONDIDO LOS COLORES EN ESTE
    DÍA NEGRO?

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.