domingo, 19 de junio de 2011

El asombro de los niños


85 años. Una de las escritoras más personales de la literatura española. Miembro de la Real Academia y premio Cervantes 2010: "Es la época de los niños asombrados. A mí misma todos los días me asombra algo".- JAMES RAJOTTE ( El País )

8 comentarios:

  1. La mujer menos envidiada del mundo de las letras; la última entrevista suya la leí en la revista "Mercurio". A los que nos gustan las biografías nos va a dejar sin ella, no quiere escribir sobre sí misma y sobre los demás, así que no habrá Memorias.
    ¿Sabías que en su última reforma de piso, los albañiles tiraron por error todas sus fotografías familiares?.
    Como ella también me asombro cada día y más de la maquinación que del error sin mal fe.
    Que disfrutes de un buen domingo.

    ResponderEliminar
  2. No, no lo sabía...la Matute siempre ha escrito bellas cosas sobre la infancia. Me parece que fue ella quien dijo que "...es muy difícil recuperarse de una infancia feliz..."
    ¡Gracias por tu visita dominical, querida Loli!

    ResponderEliminar
  3. En una entrevista suya, le dijeron que en su literatura parecía que había dos vidas: la infancia y el resto.
    A lo que ella respondió.
    "Pues sí yo creo que sí. La infancia es un mundo cerrado, profundo. No es un proyecto de vida, es toda una vida.
    Agradezco tu entrada, porque yo me veo reflejada en una infancia también feliz. Esto es un ejemplo de que se puede ser feliz con muy muy poco.

    ResponderEliminar
  4. ¡Millones de gracias Ofelia! En el niño está todo lo importante. Lo que viene después es superficial y de puro trámite ¡Hale, a ser feliz!

    ResponderEliminar
  5. Ana María Matute es una mujer que siempre ha creído y cree que lo mejor del ser humano es su capacidad de inventiva. Terminó su discurso al Premio Cervantes con éstas palabras: "Y me permito hacerles un ruego: si en algún momento tropiezan con una historia, o con alguna de la
    criaturas que trasmiten mis libros, por favor créanselas. Créanselas porque me las he inventado"

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. ¡Buen final, Marián! Por eso no me gusta la novela histórica, porque huele a falsa. Memorias, diarios, correspondencia son un buen campo para la autoficción. Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  7. Siempre me ha gustado esta mujer. Es de una inteligencia y una elegancia que asombran. A mí también, no deja de asombrarme la gente y este mundo. No sé si los niños se asombran tanto como ella piensa; en cualquier caso, no más que antes. Al menos, esa es mi experiencia. a mí me asombran ellos.
    Otro beso (es que vendo de tu última entrada)

    ResponderEliminar
  8. ¡Gracias, niña MAR! Los ojos de los niños ven cosas que nosotros ya no advertimos;por eso debemos volver a nuestra infancia y recuperar aquella mirada. Te debo dos besos, por lo menos.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.