viernes, 12 de agosto de 2011

¿Es usted escritor? (versión quinta y final)


( el autor en el jardín del Hotel Nacional en La Habana )

Asistí anteayer a un sarao literario en la Casa de América. Una señora de buen ver se acercó y amablemente dio origen a este breve diálogo:

-Me han dicho que usted escribe.

-No señora, ¡vivir del cuento! ¡qué más quisiera yo! Un servidor oficia de maquillador de cadáveres en la funeraria “La Gran Vida”, ahí mismo, a la vuelta de la esquina. Le dejo mi tarjeta de visita.

El supuesto escritor se alejó dejando una vaharada a formol que dejó atufada a la hermosa dama.

Y colorín colorado, este cuento se ha acabado, salvo que alguna lectora decida enviar una sexta versión del frustrado encuentro.

10 comentarios:

  1. No te preocupes que te regalare un baño de espuma perfumado, un masaje con acaeites perfumadas y un perfuma de Thierry Mugler y solucionamos tu aroma corazón...
    Un Besote

    ResponderEliminar
  2. Tú no tienes corazón ¿cómo se te ocurre decirle eso a una señora y, además, de buen ver?.

    Lo del formol es muy bueno ¿eh?, jaja, me has hecho reirme.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. jajajaja, esta versión me gustó bastante!!!!
    Qué buena!!! :)

    ResponderEliminar
  4. Jajajajajajaaa.

    Muy buena la ocurrencia, genial, genial jajaja

    Uf, al final que mal royo lo del formol.

    Me gusto el escrito con un final ácido.

    Un abrazo y feliz fin de semana amigo Manuel.

    ResponderEliminar
  5. Dijo que se negaba a vivir del cuento, pero yo sé porque lo conozco: ese tipo sí es escritor, tiene algo de necrófilo y no hay más que ver las dos últimas entradas de su blog, sobre un cadáver caminando hasta el cansancio, subiendo a aviones y enamorándose de relamidas azafatas.

    ResponderEliminar
  6. Pues yo me quedo con la primera... O era la segunda... Es que me lías. Bueno, ésta no. Te prefiero escritor viviendo del cuento.
    Un abrazo que digo yo que no olerás tan mal

    ResponderEliminar
  7. Eso, amiga Mar, contribuye tú a aumentar mi angustia existencial...Recibo tu abrazo envuelto en agua de nardos.

    ResponderEliminar
  8. Belkys, "soy un alma que sostiene a un cadáver", como diría mi maestro Epicteto. Y que conste que la azfata no era relamida...

    ResponderEliminar
  9. María, reina del Reino murciano, y...¿no será que tú tienes el gen de la risa floja? A mí me gusta que te rías todo el tiempo, menos en Misa...Besos.

    ResponderEliminar
  10. Mujer en los cuarenta, servidor huele a tomillo y a romero de monte...¡vamos, como un conejo listo para hornear! Besos

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.