lunes, 15 de noviembre de 2010

GUATEMALA ¡BIEN CHULA!



Hace meses participé en un curso intensivo de Shiatsu básico Namikoshi, en el Hotel General Tikal Futura, de Guatemala. Conozco aquel paraíso desde que, en le era cuaternaria, asistí allá a la inauguración del Banco Internacional C.A.

Adoro aquellas tierras mayas, aunque advierto  serio deterioro en la capital moderna, por su polución ambiental y por las puñeteras prisas, importadas, a no dudarlo, del gran vecino del norte. Los guatemaltecos tienen los mismos nervios que si vivieran en Wall Street. Ellas, las mujeres, son tiernas. En el cursillo, algunas alumnas quiroprácticas me alegran los oídos del alma: "¡Bien chulo que está usted, don Manuelito!"

En La Antigua, por el contrario, el tiempo se ha detenido y sus palacios coloniales, sus calles empedradas y sus iglesias y conventos son una invitación a quedarse a vegetar por allí, eso sí, prohibiendo las visitas de grupos de turistas borregos.

Me dicen que las mafias se han incrustado en las instituciones del país guatemalteco. Que su estabilidad está amenazada.

EEUU "advierte" que Venezuela  corre peligro de convertirse en el paraíso de los narcos, porque el régimen de Caracas es “permisivo y corrupto”. Si no puedo perderme ni en Caracas, ni en Guatemala, ni en Aquitania, “¿ande pijo voy doy yo con mis huesos?”

3 comentarios:

  1. Eres genial. Si encuentras algún donde perderse, avísame!
    Un beso, hombre impenitente.

    ResponderEliminar
  2. ¡Gracias María! Estoy pensando en una casita blanca a la orillita del mar...¡Cuento contigo!

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.